Como optimizar el rendimiento de Windows 8


A pesar de que Microsoft presume que Windows 8 es el sistema operativo más optimo y más rápido diseñado hasta el momento, por lo general siempre habrá algo que ajustar sobre todo para aquellos usuarios avanzados que desean obtener el máximo rendimiento para conseguir que el sistema funcione aun más rápido. Una de las formas que se pueden utilizar para conseguir esto es desactivando algunos de los efectos visuales que se incorporan en Windows 8, muy similar a lo que sucede con Windows 7.

Para empezar, lo primero que se necesita es pulsar la combinación de teclas Windows + X, para lanzar un menú contextual en el cual se deberá de seleccionar la opción de Sistema. Esto abrirá la venta de Sistema, donde en el panel de la izquierda se tendrá que hacer clic en Configuración avanzada del sistema. Luego de esto, en la ventana de Sistema de propiedades, habrá que escoger Configuración de rendimiento y en este apartado se tendrán disponibles 3 opciones.

La primer de ellas es la de dejar que Windows elija lo mejor para el equipo, la segunda Ajustar para obtener un mejor aspecto y la tercera Ajustar para obtener un mejor rendimiento. En este caso se deberá seleccionar la tercera opción, lo que puede permitir que el sistema se desempeñe de mejor manera, aunque se sacrificara el aspecto visual. Entre algunas de los efectos visuales que se pueden deshabilitar se encuentra el de Desvanecer elementos del menú después de hacer clic, las animaciones en la barra de tareas, atenuar o deslizar los menús y animar las ventanas al minimizar o maximizar.

Dejar un mensaje

We love to hear your views.

Todas las marcas y logos comerciales mencionados en esta página web son propiedad de sus respectivos dueños.